Tribunal posterga proceso de arbitraje entre minera canadiense y Costa Rica

Mié, 06/12/2017 - 11:49 -- Vinicio Vargas
Lugar de publicación: 

El Ministerio de Comercio Exterior de Costa Rica informó hoy que un tribunal arbitral postergó el proceso sobre una demanda de la minera canadiense Infinito Gold por la anulación de la concesión del proyecto de minería de oro a cielo abierto Las Crucitas debido a irregularidades.

El Tribunal Arbitral decidió postergar su decisión sobre jurisdicción hasta analizar los argumentos de fondo, en virtud de la complejidad que reviste el caso, explicó el Ministerio en un comunicado.

Esto implica que el Tribunal establecerá un nuevo calendario procesal, en el cual se definirán las fechas para presentar escritos y una audiencia oral que se concedería a las partes.

El proceso concluiría con una decisión del Tribunal abordando tanto los alegatos de jurisdicción como los de fondo.

El ministro de Comercio Exterior, Alexander Mora, afirmó que “este es un caso de alto interés nacional” y que “el Gobierno de Costa Rica continuará, tal y como lo ha hecho hasta ahora, dedicando todos aquellos esfuerzos que se requieran para ejercer la adecuada defensa del país en lo que resta del proceso”.

Este proceso se tramita en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) y fue iniciado al amparo del acuerdo entre el Gobierno de Costa Rica y Canadá para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones, y registrado en marzo de 2014 ante ese centro.

Los empresarios solicitan indemnizaciones al Estado costarricense por las inversiones realizadas y lo que consideran que perdieron por concepto de “ganancias dejadas de percibir” al anulárseles la concesión, situación acontecida cuando el país se declaró libre de minería metálica a cielo abierto, indicó el Ministerio.

Infinito Gold denunció en el 2013 al Ministerio de Comercio Exterior sobre incumplimientos al Tratado Bilateral de Inversiones entre Costa Rica y Canadá, con lo que se abrió un periodo de seis meses para llegar a un “acuerdo amistoso”, que para la empresa supone la reactivación del proyecto minero Las Crucitas, en el norte del país.

La minera canadiense Infinito Gold demandó por 1.092 millones de dólares por la anulación judicial de la concesión del proyecto de minería.

De esos, 92 millones corresponden a lo que la firma ya había invertido a lo largo de 20 años en estudios y una primera fase de construcción de la mina, y 1.000 millones de dólares en dinero que dejaría de percibir al no concretarse el proyecto.

El Tribunal Contencioso Administrativo de Costa Rica declaró en 2010 como nulas las resoluciones del Ministerio de Ambiente y Energía y de la Secretaría Técnica Ambiental con las que se otorgó la viabilidad ambiental y la concesión minera, así como aprobaciones para modificar el proyecto y el uso del suelo.

La Fiscalía costarricense investiga si el expresidente Óscar Arias y su ministro de Ambiente, Roberto Dobles, incurrieron en algún delito al otorgar una declaratoria de interés y conveniencia nacional el proyecto minero en el año 2008.

La empresa comenzó a construir la mina pero nunca terminó ni pudo explotar oro debido al retiro de la concesión por aparentes irregularidades en la tramitación de permisos y daños ambientales. 

Ver nota completa en: https://www.elpais.cr/2017/12/05/tribunal-posterga-proceso-de-arbitraje-...