La cúpula de Cambio Democrático enfrenta a ‘los disidentes'

Mié, 22/11/2017 - 11:56 -- Vinicio Vargas
Lugar de publicación: 

Los diputados de Cambio Democrático (CD) no temen un proceso de expulsión. Están dispuestos a enfrentar las acciones que se emprendan desde mañana, jueves, fecha en que está programada la primera audiencia, con Raúl Hernández.

Confían en que la desintegración del Tribunal Honor y Disciplina es una carta a su favor y será uno de los obstáculos que deberá enfrentar el fiscal del partido, Mario Martinelli, para actuar.

El diputado Raúl Hernández ha sido citado para mañana a las oficinas del partido ubicadas en Plaza Carolina, para dar inicio a los procesos. Hernández no comulga con la actual dirigencia y ha manifestado públicamente su disconformidad con sus actuaciones.

De acuerdo con el político, no existe un expediente en su contra y ‘ellos (el Tribunal de Honor y Disciplina) querrá hacer un parapeto que no tiene ninguna validez'.

Hernández adelantó que ‘ese Tribunal de Honor desaparecerá en 45 días, si estamos nombrando nuevos directivos'.

Por su parte, el diputado Carlos Afú, quien también está entre los diputados que serán juzgados, se atreve a vaticinar que ninguno de sus colegas de bancada será expulsado del colectivo.

‘Les quiero hablar sinceramente, déjense de idioteces', dijo refiriéndose a los actuales directivos del partido. Y añadió: ‘Aquí no pueden expulsar a nadie. A los CD no los van a expulsar. Déjense de estar jodiendo', señaló el diputado Afú, quien recomendó la unión interna ‘para pensar en el triunfo' de las elecciones en mayo de 2019.

El diputado asegura que en las elecciones de 2019 ‘el partido está para ganar la Presidencia de la República y si siguen con las diatribas y seguimos contra los diputados, nos vamos a un hueco', aseguró Afú.

Los diputados se escudan en que la elección del presidente de la Asamblea Nacional es una facultad constitucional, por lo que el colectivo no les puede impedir escoger a una persona en particular para que la presida.

Al menos 16 diputados de los 25 que integran la bancada legislativa de CD deberán enfrentar procesos en su contra, todos por la misma causa: el supuesto incumplimiento de las directrices del partido.

El fiscal Mario Martinelli citó a Hernández para que presente sus descargos, pero el diputado aseguró que no asistirá.

De acuerdo con los estatutos, le corresponde al Directorio Nacional presentar al Tribunal de Honor y Disciplina, por intermedio del fiscal del partido, las denuncias o peticiones de investigación contra miembros del colectivo que hayan incurrido en alguna falta disciplinaria, conforme lo dispone el estatuto.

Son atribuciones de la Junta Directiva Nacional de CD: convocar a la Junta Directiva Nacional para conocer y decidir sobre las apelaciones que se interpongan contra las resoluciones del Tribunal de Honor y Disciplina.

La fiscalización de la conducta política de los miembros de Cambio Democrático, especialmente de aquellos que ejercen cargos representativos o importantes funciones administrativas, estará a cargo del organismo denominado Tribunal de Honor y Disciplina.

DATOS DEL PROCESO

Las curules son de los partidos, una vez se elijan los diputados

Los diputados de Cambio Democrático enfrentan un proceso de expulsión desde julio de 2015, que aún no finaliza.

Los diputados aseguran que los procesos que se le siguen a cada uno de ellos son una persecución por parte de la dirigencia.

La dirigencia del colectivo asegura que los diputados han violado los estatutos del partido por lo que se deberán ser expulsados.

En los últimos años no se ha reportado la expulsión de un diputados por parte de los partidos políticos.

Ver nota completa en: http://laestrella.com.pa/panama/politica/cupula-cambio-democratico-enfre...