Esperan justicia para sus muertos por violencia electoral

Vie, 17/11/2017 - 13:48 -- Vinicio Vargas
Lugar de publicación: 

Los familiares de las dos personas asesinadas en Yalí continúan pidiendo justicia, pero a la vez, señalando a la Policía del municipio de ser cómplice de la violencia, apuntando como autores a personas ligadas al partido de gobierno.

“Ellos no hacen nada (la Policía). Ellos prácticamente son los cómplices o ellos son los autores más bien”, afirmó Noel Moreno, tío de Wilder Moreno, uno de los jóvenes asesinados el pasado 6 de noviembre.

Moreno, quien se postuló como alcalde por el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), dijo que pese a las denuncias por los crímenes de su sobrino y de Alejandro Aguilar, la Policía no hace nada por aplicar la justicia, pese a que los autores de la violencia son conocidos.

“Toda la gente pregunta si hay detenidos o si se está investigando a alguien y nosotros no tenemos conocimiento de ninguna persona que haya sido detenida. Esto está en la impunidad”, denunció Moreno.

El pasado 6 de noviembre, un día después de las elecciones municipales, activistas de CxL celebraban el triunfo de Moreno y su fórmula integrada por Norma Meza, cuando fueron atacados con armas de fuego por simpatizantes del partido de gobierno, asesinando, en presencia de la Policía, a dos personas e hiriendo a 17. Por estos hechos no hay detenidos ni investigados.

“Nosotros vamos a seguir poniendo denuncias porque lo que buscamos es justicia y eso se lo hemos hecho saber a las autoridades policiales y a las organizaciones de derechos humanos donde hemos acudido”, manifestó Moreno.

La Policía sabe quiénes son los asesinos

Por su parte, Norma Meza aseguró que la Policía sabe perfectamente quiénes son los asesinos de los jóvenes.

 “En Yalí no habrá justicia; si la Policía más bien apoyó, ellos jamás van a hacer nada contra ellos”, lamentó Meza.

Asesinos andan libres

Norma Meza, quien fue víctima de la violencia, aseguró que Yalí vive momentos de frustración e impotencia por la falta de justicia de parte de las mismas autoridades policiales.

“Lo que se vive en Yalí es impotencia, frustración porque los autores de los crímenes se conocen y allí andan tranquilamente en las calles: eso es frustrante ver a los criminales tranquilos por las calles, entrar y salir de sus casas de lo más tranquilos”, lamentó Meza.

Tras los sucesos violentos de Yalí en ese municipio se ha incrementado el número de efectivos de la Policía y del Ejército, lo que es calificado como una medida de presión, según los pobladores.

Ver nota completa en: https://www.laprensa.com.ni/2017/11/16/politica/2331611-esperan-justicia...