Comisión es determinante para avances en investigaciones de corrupción y financiamiento electoral

Mié, 06/09/2017 - 22:01 -- Silvia Chaverri...
Lugar de publicación: 

Desde 2013, el período en el que Iván Velásquez asumió como jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), se han destapado 26 casos de corrupción. Las 26 investigaciones requirieron de esfuerzos y apoyos que el Estado de Guatemala, por sí solo, nunca hubiera proporcionado, pues para muchos actores políticos ello hubiera significado arar su propio camino a los tribunales. Es ahí donde se justifica la existencia de un ente internacional, independiente, que colabore con la investigación de estructuras criminales.

La Hora consultó a dos fiscalías del Ministerio Público que, desde su creación, han suscrito acuerdos de colaboración con la CICIG para profundizar en sus investigaciones. El personal de ambas unidades califica de vital el apoyo de la Comisión y reconocen que sin el mismo los resultados no serían la envergadura de los judicializados a la fecha.

Se trata de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), que en 2015 reveló como el exbinomio presidencial, Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti supuestamente se encontraban al frente de una organización criminal de defraudación aduanera, y la Fiscalía contra Delitos Electorales, que recientemente solicitó autorización para investigar al presidente Jimmy Morales por presuntamente incurrir en delitos de financiamiento electoral ilícito.

Al ser consultado, el jefe de la FECI, Juan Francisco Sandoval, señala que cuando se encontraban investigando la estructura criminal denominada La Línea requerían de la colaboración de analistas e investigadores especializados que ninguna institución estatal tenía. Y solicitar el apoyo de las autoridades gubernamentales era misión fallida, explica el fiscal.

Fue, entonces, que la CICIG proporcionó analistas financieros y criminales, enfatizó Sandoval.

“Fue necesario contar con un organismo independiente -haciendo alusión a la -CICIG- tomando en consideración que de esa independencia carecen muchos auxiliares del sector justicia del país”, resalta el fiscal.

Recientemente el personal de esa fiscalía demandó a las autoridades del gobierno que asuman un “compromiso firme” con las leyes, y eviten entorpecer las labores de investigación. La postura la definieron por medio de un comunicado de prensa, un día después de que el presidente Morales intentara expulsar del país al comisionado Iván Velásquez.

Sandoval también se refiere propiamente a la figura de Iván Velásquez, y reconoce que, junto con la fiscal general, Thelma Aldana, han sido “el impulso” para sacar avante investigaciones de alto impacto en los últimos años.

APOYO CRUCIAL

Oscar Schaad es el jefe de la Fiscalía contra Delitos Electorales. Recientemente la unidad que él dirige, que cuenta un agente fiscal y dos auxiliares fiscales, reveló que entre 2015 y 2016, mientras el presidente Jimmy Morales fungió como secretario general del partido Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), podría haber ocultado más de Q6 millones de financiamiento para la agrupación política.

Ello le implicó al mandatario una solicitud de antejuicio, por presuntamente incurrir en el delito de financiamiento electoral ilícito.

Schaad explica que las investigaciones por financiamiento electoral ilícito, que además de FCN también abarcan a la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y al partido Libertad Democrática Renovada (Lider), tienen su origen en un informe que publicó la CICIG en 2015, denominado “El financiamiento de la política en Guatemala”.

En dicho informe, la Comisión describe cómo en las últimas tres décadas actores del crimen organizado, principalmente estructuras de narcotráfico y contrabando, han contribuido para financiar a partidos políticos con el fin de preservar sus intereses.

En tal sentido, Schaad reitera que el apoyo de la CICIG, liderada por Iván Velásquez, es “crucial”.

“El Ministerio Público se ha fortalecido, ha crecido, pero obviamente el trabajo que la Comisión nos ha apoyado, al ser una Fiscalía que está en proceso de especialización por ser relativamente joven, es crucial. Ellos -la CICIG- tienen un equipo de asesores, de analistas criminales y financieros que han sido piezas clave para culminar con las investigaciones que se tenían adelantadas aquí en la fiscalía”, dice Schaad.

El jefe de la Fiscalía también es consultado respecto a si la reacción del Presidente dos días después de que se anunciara una solicitud de antejuicio en su contra, cuando arremetió contra Iván Velásquez, afecta de alguna manera la investigación que se encuentra en curso, a lo que responde:

“Nosotros como Fiscalía siempre lo hemos analizado y reiteramos nuestro trabajo con la población, reiteramos las ganas de seguir trabajando, reiteramos las ganas de seguir en estricto cumplimiento de la ley. Por lo menos en mi persona, lo que he tratado de transmitir a mis fiscales es lo que yo en mi carrera en el Ministerio Público, que llevo once años de trabajar acá, he tratado de hacer palpable en cada uno de mis investigaciones, que es la objetividad. Seguimos trabajando pese a la situación que se están dando en el país, reiterando nuestro trabajo con Guatemala y con el Ministerio Público, porque ese es nuestro mandato, eso es lo que tenemos que hacer y tenemos que ser valientes para poder actuar”.

COMISIONADO FUE “CAVANDO” HASTA LO MEDULAR

El español Carlos Castresana fue el primer comisionado al frente de la CICIG, y tuvo bajo su tutela las investigaciones para esclarecer el asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg.

En 2019, luego de la muerte de Rosenberg saldría a luz un video en el que señalaba como responsable de su fallecimiento al presidente, Álvaro Colom, a la entonces Primera Dama de la nación, Sandra Torres y al secretario Privado de la Presidencia, Gustavo Alejos; desatando una crisis para el gobierno de Guatemala. Según las indagaciones de la CICIG y el MP el abogado habría provocado su asesinato.

El exfiscal general de Costa Rica, Francisco Dall’Anese, pasó al frente de la CICIG tras la renuncia de Castresana en 2010, quien salió del país señalando campañas de desprestigio en su contra y del trabajo de la entidad. Durante la gestión de Dall’Anese la CICIG tuvo poca relevancia en materia de investigación criminal.

Con la llegada de Iván Velásquez en el 2013, la CICIG empezó a cobrar relevancia respecto a la indagación junto al MP de estructuras enquistadas en el Estado. La Hora pudo constatar que durante la gestión de Velásquez la Comisión ha destapado al menos 26 casos de corrupción de alto impacto.

Para el analista independiente Renzo Rosal, la CICIG se ha fortalecido en el transcurso de estos diez años gracias a que ha conocido de manera correcta el fenómeno de la impunidad, ya que Guatemala es un país donde la corrupción tiene distintas formas de materializarse.

“La CICIG ha aprendido bastante de cómo asociar elementos de orden teórico a la práctica”, dijo Rosal, quien agrega que el acompañamiento a la institucionalidad pública ha sido otro detonante en el fortalecimiento de esa entidad investigadora.

Asimismo, Rosal señaló que la CICIG ha aprendido a trabajar en un ambiente con personajes que están a favor y en contra de su mandato. El experto asegura que a lo largo de los años la CICIG se ha ganado fieles seguidores, aunque también fuertes detractores por su labor en el país.

El entrevistado indicó que los personajes que se han visto incomodados con el trabajo de la CICIG no supieron medir los alcances de la Comisión, tras las investigaciones y casos que han sido revelados.

“De pronto pensaban adueñarse de la CICIG, tener control de la CICIG, pensaban de pronto que tendría una vida más corta, que no iba a estar tantos años”, dijo. “Está claro que el combate a la impunidad no puede ser selectivo, superficial, no solo tocar los aspectos que los dueños del país quisieran”, agregó.

Para Rosal, esta se ha vuelto incómoda para las estructuras de poder en Guatemala debido a que desarrollaron investigaciones con mayor profundidad, y fue “cavando” más hasta que tocó aspectos medulares.

NADIE SE ATREVÍA

Para Andy Javalois, de la Fundación Myrna Mack, los resultados de la CICIG evidenciaron problemas y vicios que la mayoría de los guatemaltecos ya conocían, pero que nadie produjo los suficientes elementos para manifestarlo y llevarlos antes los tribunales del país.

Para Javalois, la CICIG encontró las herramientas necesarias para clarificar esos vicios, lo que ha favorecido a su fortalecimiento en los últimos años a raíz del trabajo que ha desarrollado en conjunto con el Ministerio Público.

Debido a lo anterior, el entrevistado considera que lo sucedido en los últimos días, tras el anuncio del presidente Jimmy Morales de declarar non grato a Velásquez, es un intento para debilitar a la CICIG y fortalecer las viejas prácticas de corrupción que se han dado históricamente en Guatemala, aunque Morales niegue que el intento de expulsión no era una afrenta contra la actividad de la Comisión.

Javalois considera que con la gestión de Iván Velásquez, la CICIG ha tenido un papel más destacado de acuerdo a lo que establece el mandato de esta, en comparación con las anteriores personas que estuvieron a cargo de la Comisión.

“El mandato de la CICIG va en tres líneas fundamentales, es la de tratar encontrar cuerpos clandestinos que generan impunidad, está también la de promover acciones pertinentes ante los órganos jurisdiccionales para identificar quienes son los responsables de todo lo malicioso. La CICIG tiene dentro de su mandato promover políticas públicas y además de promover las reformas normativas”, aseguró.

Por todo lo anterior, Javalois considera que durante la gestión de Iván Velásquez ha existido un respeto “irrestricto” al mandato de la CICIG en el país y aseguró que el Comisionado no ha desviado el objetivo de la entidad.

Agregó que con Velásquez las capacidades de la CICIG se han visto fortalecidas, además de que con esto el Ministerio Público se ha reforzado, ya que hay una interacción positiva entre ambas instituciones.

Pese a los intentos por expulsar a Velásquez, la Corte de Constitucionalidad emitió una resolución que evitó la salida de Velásquez de la CICIG, luego de que se evidenciar que Jimmy Morales cometió ilegalidad en dicha acción. Sin embargo, para el cuestionado mandatario el comisionado Velásquez sigue siendo non grato.

Ver nota completa en: http://lahora.gt/comision-determinante-avances-investigaciones-corrupcio...