Sandinistas y aliados aprueban reformas electorales

Vie, 01/09/2017 - 11:43 -- Vinicio Vargas
Lugar de publicación: 

Antes de las 11 de la mañana de este jueves los diputados sandinistas y sus aliados del PLC, PLI, ALN y Apre aprobaron la reforma a la Ley Electoral (331) que pidió el presidente designado por el poder electoral, Daniel Ortega.

La reforma al artículo 196 de la Ley Electoral la respaldaron 89 diputados, y permite que los ciudadanos que no aparezcan en el Padrón Electoral de la Junta Receptora de Votos (JRV) que le corresponde, puedan inscribirse y votar el mismo día de las elecciones municipales el 5 de noviembre próximo.

PLC hace oposición solo en el discurso

El debate empezó a las 9:15 de la mañana de este jueves, y durante la hora y media que duró si bien legisladores del PLC criticaron que con la reforma el Gobierno busca reducir el alto nivel de abstención que hubo el año pasado, finalmente la aprobaron.

Brooklyn Rivera, único diputado indígena por Yatama, se abstuvo de votar y fue el más crítico al señalar que en la Costa caribe “no hay cedulación” por el “desinterés de los magistrados del Consejo Supremo Electoral”.

Rivera denunció que con la medida el gobernante FSLN se asegurará que “los jóvenes de 14 años de edad que andan cedulando” en la Costa caribe “no tengan problemas para votar”.

Conforme la ley son los ciudadanos mayores de 16 años de edad a los que se les debe entregar su cédula de identidad.

Entre los reclamos que hubo de Maximino Rodríguez y María Fernanda Flores, del PLC, es que la reforma favorece al gobernante FSLN porque les sañalaron de controlar la cedulación para priorizar a sus simpatizantes.

“De esta forma mucha gente que no aparezca el listado de cedulación en las JRV y tampoco en el Padrón Electoral fotográfico no podrá inscribirse y tampoco votar, es lo mismo que pasó en las elecciones pasadas y es un problema que persiste”, dijo Rodríguez.

Navarro, Jerez y Rosales se sacan “trapos sucios”

En medio de la discusión en lo general de la reforma electoral, los diputados del PLC Miguel Rosales, de Apre, Byron Jerez y el nuevo sandinista Wilfredo Navarro, protagonizaron un enfrentamiento verbal al acusarse de actuar con doble moral.

Todo empezó porque Rosales le señaló a Navarro que cuando era miembro del PLC protestaba y denunciaba las violaciones a la ley por parte del orteguismo, pero que se le olvidó ahora que es aliado de Ortega.

Esto provocó que Jerez pidiera a Navarro quejarse con Ortega mediante una carta por los señalamiento de Rosales.
Navarro en su intervención hasta calificó de “sinvergüenza” a Rosales.

María Haydée Osuna, presidenta del PLC, exigió a los diputados “respeto” a la población. “Los trapos sucios se lavan en casa”, dijo Osuna.

Gustavo Porras, presidente de la Asamblea, también regañó a los diputados ante “la mala imagen que dan ante la población” sobre el trabajo de la Asamblea.

Porras les advirtió que empezará a aplicar la Ley Orgánica del Legislativo en dar máximo cuatro minutos a cada diputado intervenir en la discusión de las leyes en el plenario, y les exigió respetarse.

 

Ver nota completa en: http://www.laprensa.com.ni/2017/08/31/politica/2289250-sandinistas-aliad...