Medidas inconsultas reflejan improvisación del Gobierno

Mié, 18/01/2017 - 10:06 -- Jose Pablo Madr...
Lugar de publicación: 

El retroceder en una semana en dos iniciativas de Gobierno por presión ciudadana ha llevado a la conclusión de que en el equipo de trabajo del presidente Juan Carlos Varela abunda la "improvisación y mediocridad", según analistas consultados.

El viernes pasado, en una nueva consulta pública ante la presión de la población, se tuvo que suspender el proyecto de remodelación del Parque Omar, que ascendía a la astronómica suma de 35 millones de dólares.

Seguido de esto, al sentir el descontento de la población, que ya estaba haciendo el llamado a manifestaciones, la administración Varela se vio obligada a desistir de la polémica iniciativa de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), de aumentar de $20 a $100 el registro único vehicular.

Así como estas dos medidas, en septiembre de 2016, también se bajó el Decreto 302, que pretendía beneficiar a un grupo de uniformados con puestos en el Gobierno con una jubilación con base en el salario que ganan en el Ejecutivo.

Para Rogelio Paredes, exvicepresidente del PRD y exdiputado, hay muchos funcionarios de la gestión Varela que actúan de manera casi reactiva (sin pensar las cosas), lo que motiva que la gente se canse y realice protestas.

"A cada acción le sigue una reacción", advierte el dirigente político sobre el malestar de la población.

A juicio de Paredes, si Varela trata de buscar una reelección con otro candidato de su partido, es muy difícil que se revierta la tendencia que se está dando.

Ante estos desaciertos, a los panameñistas les falta capacidad y profesionalismo, así lo argumentó Paredes, quien también aseguró que el mismo mandatario no da señales de ejercer el liderazgo.

Reafirmó que Varela es el tema opuesto al expresidente Ricardo Martinelli, que iba por delante y muchas veces sobrepasaba a los ministros, pero que en este caso, lo que hay es una inacción.

José Isabel Blandón, analista político, afirmó que la opinión pública se está volviendo cada vez más crítica y con más ganas de participación, lo cual es bueno para la democracia.

Detalló que el Gobierno tomó dos iniciativas que, desde la perspectiva gubernamental, eran las correctas, pero no tuvo la capacidad de explicarlas adecuadamente, como la inversión en el Parque Omar, que encontró una gran resistencia, y el aumento de la ATTT sin dar ninguna explicación específica de qué se iba a hacer con esos ingresos.

"Ambas cosas levantaron una opinión muy fuerte, pero el Gobierno actuó con inteligencia política porque le llegó claramente lo que estaba ocurriendo, y ambas iniciativas fueron revocadas para bajar la tensión política, y esa, desde el punto de vista político, es una acción correcta", sostuvo.

Según Blandón, estas dos iniciativas retiradas constituyen un llamado de atención al Gobierno para que actúe más en consonancia con el sentir de la gente y para que pueda implementar una política de comunicación que le permita estar a tono con la opinión pública.

"No se puede actuar al margen de la realidad de la opinión pública porque el país está avocado a un montón de hechos políticos", añadió.

A consideración del analista, aparte de una política de comunicación, le hace falta un sistema de autocrítica.

Puntualizó que las protestas de forma continua no son malas, sino que con esto se les está diciendo a los dirigentes políticos que el pueblo reclama participación. "Se necesita un nuevo estilo de hacer política, de consultas reales y no falsas".

"El pueblo le ha dado una demostración al Gobierno de cómo se deben hacer las cosas de ahora en adelante; se ha elevado la conciencia nacional", agregó.
Represión

La compra de 10 mil barreras metálicas para las unidades antimotines de la Policía Nacional (PN), a un costo de 1 millón 53 mil dólares, sigue generando rechazo de la población.

Enrique Montenegro, del Frente Anticorrupción, fue enfático al decir que es un mal mensaje que se manda porque pareciera que la idea del Gobierno es controlar al pueblo mediante esas barreras y contradice lo vociferado por el presidente Varela de que es una gestión de diálogo.

Por su parte, la dirigente magisterial Yadira Pino manifestó que no es justificable ningún tipo de herramienta o arma que se utilice para el control de multitudes porque la protesta es lo natural en cualquier población.

Explicó que existiendo tantos problemas con la canasta básica, inseguridad, educación, entre otros, es inadmisible que se estén gastando los fondos necesarios para resolverlos.

Ver nota completa en: http://www.panamaamerica.com.pa/tema-del-dia/medidas-inconsultas-refleja...